El arte de la Real Escuela, turismo de emoción

Posted by

El maravilloso espectáculo «Cómo bailan los caballos andaluces» es el momento culminante de la visita a Jerez de la Frontera del turista que, como yo, llega con la esperanza de poder asistir a esta famosa puesta en escena del arte ecuestre. Es un magnífico ejemplo de turismo del caballo, que es el que no implica montar (si así fuera, se trataría de turismo a caballo), sino que involucra al caballo como una motivación, como un atractivo en sí mismo, que brinda en este caso, la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre.
Como otras actividades, hobbies, deportes, arte o prácticas que abrazamos las personas, hay un gradiente de expertise de cada uno, que nos sitúa como «soft» o «hard» o intermedios, según el grado de conocimientos. Lo mismo se aplica a los amantes del vino o a los observadores de aves. Uno de los desafíos de esta producción es el de conformar a los diferentes tipos de turistas del caballo que habrá en la sala con capacidad para 1600 personas.
Hay que tener la precaución de consultar la programación para hacer coincidir el viaje con el día en que haya exhibición (https://www.realescuela.org/es/programacion.cfm).
Se complicó un poco sacar las entradas on line así que fuimos un día antes, y aprovechamos para recorrer las instalaciones y la tienda de souvenirs, y tomar muchas fotos y algunos videos de los binomios que estaban practicando en los picaderos al aire libre, porque durante el show no está permitido.
No hace falta que describa en detalle el profesionalismo y cuidado de todos los aspectos y detalles tanto del lugar como del espectáculo. Sí, quiero contarles que la emoción fue tal, que antes de la entrada de los jinetes, quizás por la música, quizás por el exquisito jerez que estábamos degustando, las lágrimas me corrían por las mejillas. El salón estaba ocupado sólo en un tercio, porque era baja temporada, de manera que mis exclamaciones y «bravos» llegaban a los jinetes, que me dedicaron más de una sonrisa, incentivando mi actitud de fan de la ópera o de hincha de Boca. Es que no me alcanzaban los ojos para ver tanta belleza, tanta prestancia, tanta elegancia y destreza, y ni qué hablar si uno imagina el recorrido previo que hacen jinetes, amazonas y caballos para lograr tal nivel, montar con tanta naturalidad, y disfrutarlo ! Horas, días, años de práctica paciente hasta alcanzar el máximo nivel. Para que empiecen a emocionarse, les dejo el link de un video de la Real Escuela: https://www.realescuela.org/es/video.cfm?id=805
No hay más que recorrer la página de la Escuela Andaluza de Arte Ecuestre, para corroborar que el conjunto es producto de una política de Estado a través de décadas, poniendo a la tradición ecuestre española en el sitio de representatividad y relevancia en que debe estar, protegiendo un patrimonio en sus dimensiones tangibles e intangibles, sumándolo naturalmente a la oferta cultural y turística de Jerez de la Frontera, de Andalucía y de España como marca país.
El show es el mensaje al público, es la culminación de un proceso que tiene como marco y sostén, una Fundación, jinetes y caballos, escuela, servicios clínicos, formación, marketing, salones, eventos, reuniones, tienda on line, presencia en redes sociales y mucho más.
Empezaron hace siglos, y en la modernidad sostuvieron el esfuerzo de llevar la raza española a lo más alto y compartirla con el mundo a través del arte. No puedo evitar pensar e imaginar algo así para mi país, donde el caballo fue protagonista de cada momento de nuestra historia y donde, como recurso, es abundante y de alta calidad. Es un animal con enorme carisma; ejerce una influencia benéfica en las personas al punto que es empleado en terapias de rehabilitación; está por todo el territorio argentino y tiene un gran poder de motivación. Está esperando que digamos manos a la obra, como noble testigo de todos los tiempos.

Deja un comentario