Los trabajadores del turismo

Publicado por

El empleo en Turismo

El empleo turístico es el número de puestos de trabajo generados o atribuibles al consumo de los visitantes de los bienes y servicios producidos por la “industria” turística (Canada Statistics, 2005). Aunque no se puede atribuir a una rama de la actividad turística, que todos sus empleos son turísticos, porque los consumidores pueden ser también, residentes del lugar (OIT, 2000).

Enoturismo, una posibilidad de inserción laboral.

Los documentos del ex Ministerio de Turismo de la Nación (Mintur) hoy Secretaría de Turismo, analizan el empleo en las industrias características del turismo y desde el punto de vista de la oferta, reconociendo que esa metodología puede producir sobre o subestimación del empleo.

Según datos del Anuario Estadístico del Turismo 2016[1] del entonces Ministerio de Turismo de la Nación, en el 2013, en promedio, los puestos de trabajo generados en las ramas características (RCT) mostraron una tendencia estable para todo el período 2010/2014, oscilando en torno a un millón cien mil puestos. El año 2014 registró 1,08 millones de puestos de trabajo, el segundo mayor volumen del período bajo análisis, aunque con un descenso del 4,6% respecto al año anterior, que, a su vez, había mostrado un fuerte crecimiento (6,3%) en relación a 2012. En 2014, la participación de las RCT en el total de los puestos de trabajo de la economía alcanzó al 5,4%, valor apenas inferior a los registros de los años anteriores.

La informalidad total en las RCT ha mostrado, con oscilaciones, un importante descenso en el último quinquenio, llegando al 41,0% en 2014, frente al 45,0% de 2010 y al 44,3% de 2013. Este indicador para las RCT presenta un valor varios puntos porcentuales superior a lo observado en las actividades económicas no características del turismo, donde llega al 35,9% en 2014; no obstante, esta brecha se ha reducido, pasando de 7,2 puntos porcentuales en 2010 y 6,9 puntos en 2013 a 5,1 puntos porcentuales en 2014.

El sector exhibe un nivel de trabajo no registrado superior a la media, confirmando que las herramientas jurídicas para erradicar esta “epidemia”[2] han sido igualmente ineficaces: tanto la reparación de la Ley Nacional de Empleo 24013, como las reducciones patronales de la ley 26940.

Empleados de agencias de viajes

El Convenio Colectivo del personal de las agencias de viajes es el 547/08 entre la FAECYS (Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios)  y la FAEVYT (Federación Argentina de Empresas de Viajes y Turismo). En la firma de dicho convenio no hubo participación sindical dado que no había delegados de las agencias de viajes; este convenio separó a las agencias de viajes y turismo del la rama general de empleados de comercio, del Convenio 130/75.

La FAECYS negocia la paritaria nacional junto con FAEVYT.  En algunas ocasiones esta Federación empresarial, ha pagado las sumas fijas no remunerativas avanzado el año, de forma que el aumento no fue considerado para el aguinaldo (por ejemplo, en mayo). Algunas agencias aducen que hay que vender más para poder pagar el aumento, o bajan las comisiones, o no las blanquean[3].  Hay diferencia entre la capacidad de un operador mayorista y una agencia de viajes familiar, lo que produce asimetrías en cuanto a la posibilidad de afrontar los aumentos salariales. Los empleados de agencias de viajes han visto mermado su salario en 2014 y en 2015 debido a lo que demora la FAEVyT en firmar la paritaria, lo que ha causado protestas en la calle, algo inusual en el sector turístico. Durante dos años consecutivos (2015-2016) la FAEVyT ha logrado una paritaria que si bien subsana en parte los efectos de la inflación en los salarios de los empleados nuevos, es perjudicial para los empleados con mayor antigüedad. El principio de la mejor condición para el trabajador no se cumple, ya que en definitiva, es mejor el convenio de Comercio pero se aplica lo que tardíamente negocia la FAEVyT. El Convenio Colectivo de Trabajo de la Actividad Turística en su Artículo 7 Capitulo II (ver Anexo) enuncia las categorías y funciones relativas al contrato de trabajo individual y esboza que todo empleado alcanzado por el CCT 547  tiene la obligación de prestar aquellas tareas propias de su categoría y calificación personal.

Mediante el análisis sobre varios casos particulares de empleados de agencias de viajes se puede identificar el incumplimiento de la correcta categorización de los trabajadores que actualmente desempeñan otras funciones que las que realmente corresponden a su categoría viéndose afectadas sus remuneraciones salariales. Se citan a continuación algunos ejemplos:

Ejemplo 1: OPERADOR 1

El empleado realiza tareas de venta, reservas y operaciones en el Departamento de Cruceros. También presta servicios de despacho de pasajeros en el Puerto de Buenos Aires. Su categoría correspondería a un Primer o Segundo Vendedor. Como se puede identificar en el recibo de su sueldo, el empleado se encuentra en una categoría que no corresponde a sus funciones y  su desempeño dentro de la empresa.

Ejemplo 2: OPERADOR 2

El trabajador realiza tareas de venta, reservas y operaciones en el Departamento Receptivo. También realiza tareas de atención a pasajeros directos, operadores, proveedores y agencias del interior del país así como también del exterior. Su categoría correspondería a un Vendedor de Primera por la antigüedad dentro de la empresa. Como se puede identificar en el recibo de su sueldo, el empleado se encuentra en una categoría que no corresponde a sus funciones y  su desempeño dentro de la empresa que es la de Auxiliar de 2da.

Otra problemática con respecto este punto es que las funciones que corresponden a cada categoría enunciada en el convenio colectivo son poco claras a la hora de categorizar a un trabajador dentro de una agencia de viajes, ya que por ejemplo los vendedores de primera y segunda categoría quedan a consideración del empleador en cuanto a experiencia en el rubro y a las funciones que cumplen, sin contemplar especializaciones en destinos, conocimientos de sistemas operativos, estudios terciarios y universitarios, idiomas, etc.

Los trabajadores refieren ausencia de fiscalización tanto del Ministerio de Trabajo (hoy Secretaría) como del Sindicato de Empleados de Comercio en las agencias de viajes en cuanto al control de situaciones irregulares o el cumplimiento de las disposiciones que emergen del Convenio Colectivo 547/2008.

En 1991, mediante la Disposición 5883/91 y su complementaria 4701/91, ambas homologadas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y para los trabajadores del Convenio Colectivo 130/75, se estableció una renta vitalicia al alcanzar la edad jubilatoria, que podría ser retirada anticipadamente ante desvinculación, invalidez activa o fallecimiento del asegurado en etapa activa. No es descontada del sueldo, por lo que no figura en el recibo, sino que es depositado aparte por el empleador. Un caso recurrente es el incumplimiento del empleador, y el descubrimiento por parte del trabajador desvinculado de que su ex empleador no le efectuó nunca los aportes.

Convenio 547 y convenio Colectivo General de Comercio 130.
El convenio Faevyt (547) acordó para el año 2016:
En Abril una suma no remunerativa de $1800 pagaderos hasta el día 20 de dicho mes. En Mayo una suma no remunerativa de $1800 pagaderos hasta el día 20 de dicho mes. En Junio una suma no remunerativa de $1800 pagaderos hasta el día 20 de dicho mes. En Julio el 20% de aumento remunerativo . En Noviembre una suma no remunerativa de Ars$1800 pagaderos hasta el día 20 de dicho mes.

El convenio colectivo general de comercio  (130) acordó para el año 2016 con una validez de 6 meses un aumento/ paritaria según lo siguiente:
$ 1000 no remunerativos junto con el salario de marzo;
20 % de aumento a partir del sueldo de abril;
$ 1000 no remunerativos junto con el salario de mayo.

Las agencias de turismo receptivas y emisivas, mayoristas y minoristas asociadas a la Faevyt, cumplen con el pago de la paritaria de la actividad turística CCT 547/08; mientras que las agencias no asociadas se basan para el pago de las paritarias bajo el CCT 130.

Se comprueban así deferencias remunerativas en empleados de una misma actividad y bajo un mismo Sindicato.

Fondos para capacitación

Según se plasmó en el Convenio colectivo 547/08, comenzó a regir en abril de 2017, el aporte patronal para el Instituto de Capacitación Turística (Incatur), conformado por la Faevyt (que en la Comisión Directiva tiene 9 de los 12 miembros) y su contraparte sindical, la Faecys. De esta manera, todas las agencias y operadores de turismo del país debieron empezar a abonar una contribución obligatoria consistente en el 1% de la remuneración total (básico más adicionales) que paguen a sus trabajadores incluidos en el CCT 547/08.  La administración del Incatur está conformada por la FAEVyT (que tiene 9 cargos de los 12 de la Comisión Directiva) y el Sindicato de Comercio.

Coordinadores de turismo estudiantil

Esta figura fue creada por la ley 25599 y modificatorias, que regula la actividad. Se creó un Registro de Coordinadores de Turismo Estudiantil, que fue “delegado” mediante convenio entre la patronal de las agencias (FAEVyT), el Mintur y la Asociación de Padres de Turismo Estudiantil –APTE[4]– (esta última creada luego de la quiebra de algunas agencias estudiantiles en 2006). Los coordinadores que querían trabajar debian “matricularse” en el Registro de Coordinadores y Asistentes que llevaba APTE y hacer los cursos que ésta ofrecia, abonando un arancel. No era menor el rol asignado a esta asociación: su titular se presentó en 2014 en Bariloche acompañado de autoridades del Mintur, ante una denuncia de abuso sexual en un caso de estudiantes de Tucumán, e inmediatamente sentenció “El episodio fue menos grave de lo que dice la fría letra de la ley”. [5] En 2016, la administración del  Registro fue recuperada por el Ministerio de Turismo de la Nación.

Los idóneos o responsables técnicos de agencias

Esta figura es exigida por la ley 18829 (1970), decreto reglamentario 2182/72 y resoluciones de la entonces Sectur (hoy Mintur), como la Resolución 763/92 (que crea el Registro de Idóneos y establece que será “llevado” por la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo–hoy FAEVyT- , hasta tanto se regulen las profesiones. Actualmente sólo pueden inscribirse como idóneos, los licenciados y técnicos en turismo. Según los registros del Mintur, habría 5.989 idóneos[6] (uno por agencia).

La normativa indica que deben estar en la estructura funcional de la agencia, pero esto no sucede en todos los casos. La práctica más usual es que el dueño de la agencia convenga una suma a pagar mensualmente al profesional, y éste funge como “idóneo” para que el dueño pueda habilitar la agencia ante el Mintur. El idóneo no figura en el Convenio Colectivo, es decir, no tiene sueldo ni honorarios regulados, y en muchos casos no trabaja en la agencia, sino que solamente firma a cambio de una suma de dinero. Paradójicamente, el Registro de Idóneos[7], ha certificado ISO9001.

Hay nueve colegios de profesionales en turismo (Río Negro, Misiones, San Juan, Córdoba, Neuquén, La Rioja, Tucumán, Jujuy y Provincia de Buenos Aires) con distintos grados de actividad. La ley 18829 y su reglamentación no obligan a matricularse en el Colegio para poder ser “idóneo” de agencia; por tal motivo, los colegios sufren la falta de recursos para su funcionamiento y para poder ofrecer beneficios a sus matriculados. El Monitoreo de Inserción de Graduados en Turismo realizado por iniciativa del Ministerio de Turismo de la Nación, en 10 ciudades de Misiones, Santa Cruz, Salta Jujuy y Buenos Aires, presentado en su primera parte en 2010, reveló que “hay problemas vinculados con una fuerte terciariación y aumento del trabajo en negro, característico de una actividad estacional”[8].

En cuanto a la habitualidad y continuidad, al lograr la firma del profesional sin registrarlo como trabajador como indica la normativa, se lo excluye de la posibilidad de formar parte de la estructura funcional de la agencia de viajes. Señala Ackerman citando el fallo de la CNAT, Sala VII, 24-6-2010, “Gallini, Ana María c/PAMI”, que el ejercicio de una profesión liberal no es obstáculo para que se perfeccione un contrato de trabajo si las tareas tienen habitualidad y continuidad, con incorporación a una organización de trabajo que le es ajena q quien la presta.

El trabajo del idóneo encuadra en el artículo 23 de la Ley de Contrato de Trabajo, que no efectúa distinción con relación a los profesionales liberales, de manera que afirmar que la presunción no se aplica a los profesionales universitarios, carece de asidero normativo (CNAT, 23-8-96, sala VI, “Frack, Sonia B. y otros c/Sanatorio Güemes SA s/despido”.

Guías de turismo

En las provincias donde hay colegio de profesionales creado por ley provincial, en general  los guías están incluidos en la matrícula. Son en su mayoría free lance y monotributistas, suelen carecer de ART y en muchos casos se desempeñan para una sola agencia. También hay asociaciones que los representan –estas últimas no son gremios sino asociaciones civiles sin fines de lucro-, como el caso de Aguitba en la Ciudad de Buenos Aires, Aguip en Villa Carlos Paz, Córdoba, o la Asociación de Guías de la Provincia de SAnta Cruz.

La situación varía según la provincia, y también incide la proximidad de un Parque Nacional, porque la Administración de Parques Nacionales tiene su propia reglamentación para permitir el trabajo de los guías y desconoce sus competencias, obligándolos a rendir un examen del organismo, para poder ejercer su profesión. En Río Negro el Colegio de Profesionales en Turismo firmó un convenio con Parques y tienen una relación de cooperación en cuanto al examen de los guías. En Misiones, los guías deben pagar un seguro de responsabilidad civil a favor de los pasajeros, aún cuando hay una UTE que cobra el ticket de ingreso y el traslado en el tren, y agencias de viajes que contratan a los guías.

Una situación especial es la de los Guías de Montaña[9], debido a la actividad de riesgo que conducen. Por lo general obtienen sus permisos y diplomas en asociaciones de guías de montaña y en los organismos locales de turismo, pero su situación es precaria en cuanto a contar con obra social y jubilación. Existe además la AAETAV[10] (Asociación Argentina de Ecoturismo y turismo Aventura) que mediante convenios con la Secretaría de Turismo de la Nación ofrece capacitaciones y que propone que los guías obtengan certificaciones que son onerosas como las IRAM e ISO. La situación se repite: asociaciones civiles sin fines de lucro, que pretenden -con convenios y apoyo del Estado- regular las profesiones, competencia exclusiva y excluyente de las provincias, que podrán o no crear colegios para tal fin, o delegar la competencia en la Nación.

La ley que regula la actividad de los guías de turismo en la Ciudad de Buenos Aires, que hasta ahora permitía graduados y no graduados con examen,  se acaba de modificar y los graduados no deberán rendir examen. La ley establece distintas categorías, y pareciera que el “guía de sitio” no requeriría título habilitante para ejercer –porque sería autorizado por la institución, sea museo, galería, etc. Tampoco requeriría título de Guía Profesional la categoría de “Guía Temático” ya que lo podría suplir con un título de otra profesión como profesor de historia, geografía, arquitecto, etc. Los únicos que requerirían título habilitantes serían los “Guías locales”, lo cual es a todas luces una paradoja. En la modificación no se prevé una sanción para aquellas agencias que no contraten a un guía profesional, por lo que queda librado al entender de la agencia.

 No se tiene certeza sobre la cantidad de guías profesionales e “idóneos” en la Ciudad de Buenos Aires. Según se informa desde el Ente de Turismo, al presente hay registrados 152 idóneos de 2011 y 69 de 2014, y no hay profesionales.  Se supone que éstos “se irán inscribiendo” ante la vigencia de la nueva ley de guías.  En la actualidad, entonces, sólo una reducida cantidad de guías (algo más de doscientos) que estaban en la categoría de idóneos y que rindieron el examen del Ente de turismo tienen credenciales otorgadas por dicho ente en perjuicio de los Guías recibidos y con título que no poseen credencial. Esta situación favorece el intrusismo en la actividad, ya que docentes con poco trabajo, personal de compañías aéreas, vendedores, etc,  que tienen un tiempo extra se “ponen a guiar” y nadie los controla[11].

La tarea del Guía de Turismo en la ciudad de Buenos Aires es estacional, ya que la mayor afluencia de turistas llega entre septiembre y mayo de cada año, lo que produce un poco de incertidumbre. Muchas agencias le piden a un Guía que bloquee una fecha determinada en alta temporada para recibir a un grupo y si este se cancela no se reconoce el lucro cesante que tuvo ese profesional. Sin embargo, es de escasa o nula aplicación la figura del Contrato de trabajo de temporada, que reconoce su origen en “actividades propias del giro normal de la empresa o explotación”. La jurisprudencia ha declarado que la naturaleza del trabajo y no lo que las partes decidan, debe configurar esta modalidad contractual.

La Ciudad de Buenos Aires, pese a llamarse “Autónoma” no ha reclamado ejercer la competencia sobre la matriculación de licenciados y técnicos en turismo: al continuar la delegación en la Nación, ésta maneja a discreción los registros tanto de Idóneos (que ha delegado en una Federación patronal) como de coordinadores de turismo estudiantil (que ha delegado en una asociación de padres). Por el contrarió tiene para sí la competencia sobre los guías de turismo.

En la provincia de Buenos Aires, la ley 12484, sancionada en el año 2000, regula la actividad de “las personas físicas que ejerzan actividades tales como acompañar, orientar o transmitir información a personas en forma individual o grupal, en forma remunerativa, en visitas o excursiones urbanas, locales, zonales dentro del territorio provincial. Crea el Registro Provincial de Guías de Turismo, a cargo de la Subsecretaría de Turismo o de la dependencia provincial que la remplace, la que reglamentará la operatoria de matriculación de los interesados”. El Decreto de la Provincia de Buenos Aires, 1627/03, regula el funcionamiento del Registro Provincial de Guías de Turismo, la inscripción y el ejercicio de la actividad en todas sus categorías. Establece sanciones para casos de incumplimiento. El Colegio de Profesionales en Turismo de la Provincia de Buenos Aires informa en su página web que ha iniciado un expediente administrativo ante la Subsecretaría de Turismo de la Provincia, relativo a “las incompatibilidades entre la Ley de Guías 12484 del 2000 y nuestra Ley de Regulación y Colegio Profesional del año 2015”. En definitiva, coexisten dos regulaciones pero no es posible comprobar el grado de cumplimiento de las mismas. Cabe preguntarse, de la totalidad de los guías de turismo en funciones en la provincia de Buenos Aires, qué porcentaje se halla matriculado ante el Colegio y cuál es su situación laboral, con qué obra social cuentan, qué beneficio les otorga la matriculación y si en base a la misma pueden hacer valer sus derechos ante sus empleadores.

CONCLUSIONES

           La situación descripta en los distintos subsectores de los trabajadores de la actividad turística denota una marcada falta de representación sindical, informalidad, carencia de profesionalización, no observancia de las correctas categorías y funciones laborales, inexistencia del idóneo como categoría en el convenio colectivo, guías no profesionales trabajando sin la debida registración, guías profesionales sin la debida cobertura y protección de sus derechos como trabajadores y desinterés del Sindicato de Comercio por el rubro turismo. La autoridad de turismo, no tiene competencia para realizar controles sobre el cumplimiento de las normas laborales; sin embargo ante el conocimiento de las irregularidades y violaciones a la Ley de Contrato de Trabajo, debería actuar de oficio, informando al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

            Lamentablemente, “cuando son tantos los que no cumplen, la fiscalización, pensada en el sentido tradicional, se vuelve materialmente imposible, ya que no habría planteles de funcionarios suficientes para controlar tantos evasores”[12].

            En los casos de liquidaciones donde el trabajador está subcategorizado, o retrasa el pago del aumento convenido, al fallar la inspección del trabajo, se pone en cabeza del trabajador la carga de instar a la regularización, lo cual se ha demostrado igualmente ineficaz.

            Coincidimos con Jorge Elías en la propuesta de búsqueda de nuevas estrategias para derrotar a la epidemia, como los controles electrónicos para verificar horarios de trabajo, y la habilitación de nuevos sujetos con capacidad para reclamar y la habilitación de acciones de clase, ante recetas que vienen siendo aplicadas sin lograr los resultados deseados, tanto en el ámbito turístico (uno de los más destacados por su informalidad) como en el resto de los sectores productivos.


NOTAS

[1] Anuario Estadístico 2013 Ministerio de Turismo de la Nación.

[2] Elias, Jorge, La epidemia del empleo sin registrar y la técnicas para su erradicación. Una visión crítica de la ley 26940. En Revista de Derecho Laboral. 2014-2

[3] Testimonios de empleados de agencias de viajes miembros de la Asociación del Personal de la Actividad Turística de la R. A. -APATRA-.

[4] http://www.apturestudiantil.org.ar/

[5] http://bariloche2000.com/noticias/leer/asociacion-de-padres-de-turismo-estudiantil-minimizo-denuncia-por-abuso-sexual/85826

[6] Anuario Estadístico de Turismo 2013 – Mintur               

[7] http://www.registrodeidoneos.org.ar/

[8] Ladevi, 22/11/2010

[9] http://www.aagm.com.ar/

[10] http://www.aaetav.com.ar/sitio/

[11] Testimonio de una guía de turismo de la ciudad de Buenos Aires.

[12] Elias, Jorge. Ibidem

BIBLIOGRAFIA y SITIOS WEB

  • Ministerio de Turismo de la Nación. 2013.
  • Anuario Estadístico de Tursmo.Ediciones del País. Leyes de Trabajo. 2015
  • Tratado de Derecho del Trabajo: la relación individual de trabajo – I /coordinado por Diego Martin Tosca y José Alejandro Sudera: dirigido por Mario Ackerman – 2da ed. – Santa Fe: Rubinzal-Culzoni, 2014.
  • Revista de Derecho Laboral. Trabajo no registrado. 2014-2
  • Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social   https://www.argentina.gob.ar/trabajo
  • http://colegioturismopba.com.ar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s