El turismo es la actividad que brinda más posibilidades de recuperación

Posted by

Con visión de Estado y con un abordaje profesional, demostrará su capacidad de crear empleo y dinamizar las economías regionales.

         Asistimos a una situación sin precedentes a nivel global y local, en todos los aspectos sociales y productivos de la economía. Como siempre, el turismo es particular y tiene sus características por tratarse de una actividad económica pero también sociocultural y sobre todo transversal  a todos los sectores. La crisis del coronavirus nos plantea un sinnúmero de interrogantes ¿Cuál será el saldo para el sector privado del turismo, tanto a nivel de empresas como de empleo? ¿Cómo será, y cuánto tardará en recuperarse la economía? ¿Qué será necesario para reactivar la demanda turística? ¿Qué oferta estaremos dispuestos a poner en el mercado? ¿De qué modo esta pandemia modificará los hábitos de viaje? ¿Qué cicatrices está dejando esta crisis en las relaciones empresariales? ¿El mundo será el mismo? ¿Darán los gobiernos alguna prioridad a la reactivación del negocio turístico, en virtud de su capacidad de reacción para crear empleo? O lo relegarán ante otras urgencias, dejando traslucir el prejuicio que lo considera una actividad suntuaria -viendo solamente el costado de turismo emisivo – y no una herramienta de desarrollo local -si se enfoca desde el turismo receptivo- ?

         Destacados profesionales y consultores del turismo ya están planteando distintos escenarios para ensayar las respuestas a estas y otras preguntas. Una vez más, el turismo va a demostrar su capacidad de adaptarse rápidamente ante situaciones y hechos inéditos. Cabe destacar aquí, que para quienes escriben -y no dudamos que es una opinión generalizada-, se trata del mayor suceso de crisis y caos para el sector, justamente por tratarse de una pandemia a nivel global y tal vez porque el turismo ha sido el agente dinamizador de la situación que vivimos hoy en día. Por las características del virus y de la manera que se da su propagación, sin los viajes, difícilmente se hubiera llegado a estos extremos. Claro está también, que el nivel de conectividad y de trascendencia que le imprime hoy en día, internet y las redes sociales a todo lo que vivimos hacen que esta pandemia tenga un impacto psicológico de magnitud.

         Mas allá de esto, el turismo ha sido uno de los primeros sectores económicos que ha sufrido el impacto del coronavirus. Se estima que podrá causar la desaparición de más de 50 millones de puestos de trabajo. Para la WTTC (Consejo Mundial de los Viajes y el Turismo), 75 millones de empleos están en riesgo en el sector de los viajes y el turismo. El cierre de hoteles, la suspensión de la mayoría de los vuelos, el cese de los cruceros y la cancelación de viajes programados, ha tenido un catastrófico “efecto dominó” que impacta a un gran número de proveedores en todo el mundo, incluidas las agencias de viaje pymes que son la mayoría en nuestro país.

         En este marco, los gestores púbicos de los destinos turísticos nos vemos obligados a postergar y rever los planes estratégicos a largo plazo y adaptarlos rápidamente al corto plazo. Debemos diagramar políticas y acciones concretas en lo inmediato. En nuestro país, la situación nos  sorprende finalizando nuestro periodo vacacional más importante, como es el verano. Esto nos trae ventajas y desventajas que tendremos que saber analizar para actuar en consecuencia. Cada destino tendrá que hacer su estudio, teniendo en cuenta su particularidad y el comportamiento del mismo en esta época del año.

         En nuestra provincia, el corte abrupto de toda actividad se produjo  en el momento que daba inicio la temporada de Brama 2020, haciendo que nuestro producto turístico más competitivo, como es el “Avistaje de ciervos colorados en brama” se viera  afectado totalmente.  Solo para mencionar, podemos decir que de acuerdo a una estimación en función de los datos de años anteriores, se dejará de percibir aproximadamente $1.000.000.- de ingreso bruto en concepto solamente por esta excursión.

         Entonces… ¿cómo nos preparamos? ¿qué hacemos? Nuestro pensamiento lógico y metodológico como profesionales nos dice que investiguemos, analicemos, tomemos decisiones, actuemos y después evaluemos para corregir. Ello en el marco de las medidas paliativas que ya han anunciado los gobiernos nacional y provincial.

         Para nuestra actividad, debemos elaborar distintos escenarios post-coronavirus. El tiempo que dure esta epidemia, y sus consecuencias, influirá de forma decisiva, tanto por su impacto en el comportamiento del turista como en la política gubernamental, dos factores considerados para presentar posibles escenarios.

         Para citar un ejemplo: una de las decisiones inmediatas fue la puesta a punto del curso on line para Guía de Sitio de Turismo Cultural, que estará disponible en pocos días. El objetivo es brindar una herramienta de desempeño para emprendedores en los municipios que reciben turistas o que brindan información a pasajeros de paso. La capacitación forma parte además del trabajo de ordenamiento y desarrollo de los servicios de la oferta turística pampeana, que contará con registros de prestadores en el marco de la ley de turismo 3092. Quienes aprueben la capacitación obtendrán una certificación y una credencial, y deberán, para mantener su habilitación, aprobar otras capacitaciones cada año.

         En la misma dirección, habremos de adaptar nuestra estrategia de comunicación del destino, teniendo en cuenta los recursos limitados y la necesidad de llegar a un público que pueda reactivar la demanda y mantener una tendencia positiva.

         La GWI (GlobalWebIndex), con sede en Londres, dio a conocer el 24 de marzo un estudio internacional sobre el Covid-19 realizado en 13 países. Compartimos algunos datos que corresponden a España que pueden ser interesantes, sobre todo las variables que se midieron y de esta manera considerarlo en nuestro país. El trabajo de campo se realizó entre el 16 y el 20 de Marzo, con una muestra de 1.000 respuestas, formada por usuarios de Internet y ponderada según edad (entre los 16 y los 64 años), género y nivel educativo:

  • Casi la mitad (49%) piensa que esta situación durará entre 2 y 3 meses, periodo que tiende a ser más largo cuando se pregunta por los efectos a escala global.
  • Las medidas adoptadas para combatir la pandemia (casi todas ellas con efecto directo en la actividad turística, como cancelación de eventos deportivos, cierre del comercio no esencial, de bares, restaurantes, cafés, lugares de ocio, museos, galerías, y hasta el cierre de límites provinciales y frontera nacional) cuentan con un muy alto grado de aprobación, de 89% en adelante.
  • En este periodo de cuarentena, el 64% declara que pasa más tiempo usando su teléfono móvil o smartphone. En consecuencia, para las empresas y destinos turísticos el canal móvil gana aún más importancia en este escenario. A su vez, la mayor parte pasa más tiempo utilizando servicios de mensajes como Whatsapp, Facebook Messenger, etc., y en las redes sociales, siendo ahí, por lo tanto, donde más fácil resultará encontrar a turistas potenciales. Como contraste, y pese a la mayor avidez por la cobertura de noticias, destaca el bajo porcentaje de lectura de medios convencionales como revistas y periódicos.

         En suma, son datos que requerirían de una observación de la serie, sus tendencias a lo largo de las próximas semanas y meses, pero que ayudan, como ha quedado expuesto, a sugerir acciones en el presente y a determinar escenarios post-coronavirus.

         En todo caso, será clave poder determinar la conducta de los potenciales turistas. Es estratégico segmentar nuestro mercado para poder llegar de manera óptima a nuestro consumidor y generar la confianza en nuestra comunidad. Aquí tenemos una oportunidad en la crisis. No somos un destino masificado, y tampoco de estadías prolongadas, esto nos abre una puerta muy interesante en los tiempos post-coronavirus convirtiendo a la provincia en un lugar seguro. Para esto, es clave el comportamiento de todos nosotros como sociedad, para mantener bajo el nivel de circulación del virus. Debemos quedarnos en casa hoy y acatar las medidas que están dando nuestro gobierno para tener una pronta recuperación en todos los sectores de la economía.

         Tal vez, el tweet  que leíamos hace unos días y que fue tendencia respecto a que “En La Pampa no hay nada, por eso no había casos confirmados de coronavirus”, se convierta mañana en la mayor oportunidad y ventaja comparativa para atraer turistas a nuestra provincia logrando que su solo nombre actúe como marca en la mente de los turistas.

         A esto podríamos sumarle y prestar atención a lo que suceda en los grandes focos de atracción turística respecto del turismofobia, debido a la concentración de turistas; o posibles amagos de rechazo social según la procedencia del turista, mientras la herida de este drama todavía esté fresca.

         La percepción de confianza que transmitan los destinos, que aplaque el miedo a viajar, será fundamental en una recuperación de la actividad turística.

         Debemos pensar también, que este problema global nos lleve a considerar a la actividad turística más en conjunto, más sustentable, pero también más segura y consciente de los riesgos para la salud. Deberíamos aprovechar la oportunidad y el aprendizaje que nos brinda esta crisis para repensar los modelos de desarrollo turístico de forma que puedan contribuir a abordar de forma más decidida los desafíos del cambio climático, así como para diseñar modelos más respetuosos de las comunidades locales.

         Los profesionales del turismo en nuestro país vienen demostrando suficientes capacidades en cuanto al conocimiento científico-técnico y la creatividad para afrontar los distintos desafíos que los vaivenes políticos, ambientales y sociales han planteado. Hoy estamos frente a un gran reto mundial, pero hay razones para la esperanza: el hombre es movimiento (hommo mobilis )  y el movimiento es Turismo.

Lic. Federico Nuñez
Lic. Adriana E. Romero
Secretaría de Turismo de La Pampa

Deja un comentario