EL MARKETING

EL MARKETING DEL ENOTURISMO

Introducción

Desde el punto de vista de los empresarios bodegueros, como señala Dodd (2000), son muchos los motivos para analizar la conveniencia de ofrecer a su establecimiento para el enoturismo. Los expertos señalan que para ello hay que

  1. educar al consumidor sobre la industria del vino,
  2.  contar con una base de datos de clientes,
  3.  probar nuevos productos para su posterior distribución en restaurantes o tiendas especializadas, 
  4.  generar una red de marketing, y
  5.  fidelizar al cliente.

El propósito es lograr ganancias inmediatas y sostenibles a lo largo del tiempo. Quien visita una bodega se convierte en un turista, porque actúa fuera de la cadena habitual de compradores tales como grandes distribuidores, restaurantes, y otros, de la empresa. En opinión de Getz, incluir este segmento de mercado en el negocio supone varias ventajas:

  • Un relativo gasto elevado por visita.
  • Una valiosa promoción a través del boca-oreja.
  • Una distribución de la demanda más extensa, considerando a la población local como demanda estacional.
  • Unos volúmenes de venta importantes, sobre todo con la visita de grupos organizados.

Como consecuencia, la combinación de venta al por mayor con la venta al detalle es susceptible de crear nueva demanda turística, pues se consigue dar a conocer el vino entre consumidores de zonas más alejadas que quizá consideren visitar la región y la bodega.

Marketing del turismo del vino, ejemplos mundiales.

Europa es muy activa en la promoción del enoturismo. Existen dos organizaciones clave a nivel europeo: la Asamblea Europea de Regiones Vinícolas, creada en 1998 con el objetivo de servir de plataforma para discutir y hacer propuestas sobre la política vitivinícola y la cultura del vino, y RECEVIN, que es la Red Europea de Ciudades del Vino, integrada por municipios de la Unión Europea de más de 5.000 habitantes cuya economía depende fuertemente de la vitivinicultura. Las actividades de la Red pretenden incidir en aspectos tales como la cultura del vino, turismo, urbanismo, patrimonio arquitectónico y paisajístico, patrimonio histórico y social, ocupación y formación. La principal característica del enoturismo a nivel europeo es su estructuración en rutas del vino que relacionan a las regiones vitivinícolas con su entorno patrimonial y cultural. De esta manera se incrementa el valor económico de la vinicultura a través del turismo. La mayoría de las rutas europeas se desarrollan con la asistencia del Consejo Europeo de Rutas del Vino, que se centran en cuatro áreas de desarrollo clave:

-Realización de un inventario de rutas del vino europeas.

-Desarrollo de señalética y pictogramas estandarizados para todas las regiones.

-Ayudas para el futuro desarrollo de las rutas del vino.

-Actividades de marketing del turismo del vino a través de guías, internet y trabajo en red.

El experto David Menival, Co-Director de la Consultora Place, Value, Identity, advierte  que aún cuando el enoturismo puede mejorar la percepción de un vino, no permite necesariamente una fidelización de los consumidores. Esta relación sólo es posible si los valores vehiculizados en ocasión de las visitas, corresponden a la cultura de los potenciales consumidores. Esto supone un enoturismo en determinada dirección, para obtener un resultado óptimo de marketing.

Mónica Figuerola, experta de la oficina de turismo de la región de Rioja, en España, señala que las líneas específicas de trabajo para el desarrollo del Turismo del vino son:

  • Producto: turismo del vino, actividades.
  • Distribución: famtrips, promociones directas.
  • Promoción: ferias y salones
  • Comunicación: publicidad, material gráfico, información, publicidad, RRPP, Marketing directo, “botella al mar”, tematización de servicios y  formación.

Argentina

La Argentina tuvo su Plan de marketing para promocionar el turismo del vino en la Argentina

2014-2020. La metodología empleada por la Consultora W, contratada al efecto,  está expuesta en el siguiente gráfico:

Se realizó además un Foro con los organismos públicos de las provincias:

Se realizaron entrevistas a Bodegas y a referentes calificados de vitivinicultura y enoturismo y se tuvo en cuenta una amplia bibliografía especializada. En un informe de más de 100 páginas,e incluye una síntesis estratégica para presentar las principales conclusiones del estudio:

Expresa el Plan presentado por el entonces Ministerio de Turismo de la Nación y Coviar, que no hay que olvidar que el enoturismo es una hibridación, una fusión entre el mundo del Turismo y el mundo del Vino. Un blend que abreva de las dos fuentes. En este marco, desarrolla el concepto estratégico “Vino +”. El Turismo del Vino es obviamente vino, pero es también mucho más que vino. “Una experiencia con alma” que se alimenta con diferentes recursos disponibles, y que no sólo implica al vino y todo el que él produce, sino también todo aquello que sinérgicamente puede compartir y enriquecer la escena.

En el documento de presentación del Plan, se propone una estrategia de carácter comercial para anticiparse a los posibles escenarios futuros, protegiendo los activos implicados, diseñando planes de acción que se apalanquen en las fortalezas propias y que aprovechen las oportunidades o huecos de mercado existentes, con base en una visión, misión y objetivos consensuados entre los integrantes de la cadena de valor.

 La visión apunta a “Consolidar al Enoturismo como uno de los principales segmentos turísticos de la Argentina a partir de un desarrollo sustentable -ambiental, económico y social que destaque la diversidad de culturas, paisajes y experiencias de las distintas regiones vitivinícolas”. La Misión está estructurada en torno a tres actores. 1) Los TURISTAS: Ser una experiencia única, vivencial, de aprendizaje y placer, memorable y diversa, que conecte al turista con la cultura del vino, y la idiosincrasia, paisajes y tradiciones de cada territorio vitivinícola. 2) EL MUNDO DEL VINO: Ser una vidriera para mostrar la cultura del vino (pasión, gente, estilo de vida, paisaje, clima, suelo, terroir, tradiciones, calidad, proceso productivo) fidelizando y captando consumidores, posicionando el producto vino, las regiones vitivinícolas y las marcas y generando a su vez, una nueva oportunidad de negocios. 3) EL MUNDO DEL TURISMO. Sector privado: ser una nueva oportunidad de negocios, innovadora, rentable y sustentable que amplíe la disponibilidad de productos a ofrecer. Sector público: promover la identidad de los territorios y el desarrollo local y regional, ampliar y diversificar la oferta turística de segmentos, nutrir la Marca País con un ícono como el vino argentino que es reconocido a nivel mundial, y potenciar otros ejes turísticos de los territorios vitivinícolas generando nuevas fuentes de trabajo y nuevas inversiones que potencien el desarrollo de las economías locales y regionales.

Objetivos cualitativos para lograr el “Imaginario del éxito 2020”:

  1. Desarrollar una oferta enoturística diversificada y segmentada.
  2. Generar estándares de calidad que mejoren la competitividad  del enoturismo.
  3. Ampliar y consolidar la imagen del enoturismo desarrollando un plan de comunicación continuo que resulte coherente y consistente en el tiempo.
  4. Disminuir la brecha en la oferta enoturística de las distintas regiones vitivinícolas
  5. Fortalecer las identidades regionales.
  6. Desarrollar la actividad enoturística de manera equilibrada e inclusiva, generando así un mayor crecimiento de las economías locales y regionales.

Objetivos cuantitativos para lograr el “Imaginario del éxito 2020”:

  1. Crecer el 10% promedio anual de manera sostenida en la cantidad de enoturistas.
  2. Ser el 4,8% del total de llegadas del turismo interior (base: hipótesis 1 para el turismo mercado interno)
  3. Llegar a los 2.85 millones de enoturistas.
  4. Que al menos 1 de cada 10 enoturistas hayan visitado otra región vitivinícola argentina.
  5. Que los días domingos representen una proporción de visitas similar a la de los sábados (20% de las visitas).

Comunicación del producto

El Plan propone acciones promocionales en diversos ejes. Uno de ellos es la comunicación masiva de la imagen de la marca.

  1. Desarrollar una campaña de comunicación masiva que integre las diversasexperiencias enoturísticas a través de la marca “Argentina Tierra de Vinos ”y que a su vez , destaque los diferenciales de cada una de las propuestas .
  2. Pautar la campaña en medios tradicionales ( tv , radio , gráfica , vía pública ) + PNT, dándole continuidad en el tiempo.
  3. Pautar la campaña también en los nuevos medios como plataformas digitales sinergizando la comunicación realizada en los medios tradicionales.
  4. Promover el enoturismo a través del desarrollo de contenidos audiovisuales como cápsulas , cortos para insertar en la tv y en YouTube o “ProductPlacement” en telenovelas y cine.
  5. Promover el enoturismo a través de las plataformas digitales con fuerte generación de contenidos específicos para las redes sociales que promuevan la interacción: juegos, trivias, concursos alineados con la comunicación masiva.

Asimismo, propone comunicación  masiva promocional y elementos de identidad y comunicación tangibles (merchandising).

En el Territorio, las acciones propuestas son:

  1. Lanzar el camión “Argentina Tierra de Vinos” para que recorra todo el país con fuerte contenido audiovisual y degustaciones de vinos. Utilizar el camión como un emblema de la experiencia a transmitir.
  2. Diseñar e instalar señalética y tótems homogéneos en todas las regiones vitivinícolas.
  3. Diseñar e instalar identificadores claros en bodegas que señalen estándares de calidad (Directrices).
  4. Establecer puntos de información enoturística en cada uno de los oasis vitivinícolas.
  5. Incorporar el vino en los vuelos de Aerolíneas Argentinas a las regiones vitivinícolas.
  6. Desarrollar el corredor vitivinícola en Aerolíneas Argentinas con los vuelos ya existentes  a  Neuquén, Mendoza y Salta.

Se pensó también la estrategia de comunicación desde la Administración, con un Discurso Institucional y Acciones de Prensa. Para los nuevos productos, las acciones contempladas son:

  1. Desarrollo de un programa de TV sobre enoturismo argentino para múltiples plataformas (TV, tablets, pantalla de aviones de AR, AU, smartphones, etc.)
  2. Creación de una central de reservas unificada que fomente la diversidad y la visita a más de una región vitivinícola.
  3. Acciones de promoción cruzada que combinen enoturismo y circuito del aceite de oliva.
  4. Desarrollar productos, propuestas y paquetes que combinen enoturismo con turismo aventura, aprovechando las posibilidades que brindan las distintas regiones.

PARA PENSAR:

El experto David Menival, Co-Director de la Consultora Place, Value, Identity, advierte  que aún cuando el enoturismo puede mejorar la percepción de un vino, no permite necesariamente una fidelización de los consumidores.

Cómo planificar y gestionar una ruta del vino

La decisión de poner en la oferta de uno o varios destinos, una ruta del vino, puede ser privada o pública, o conjunta, público-privada. Cualquiera sea la decisión, deberá involucrar a varios actores (o stakeholders, como se los llama en inglés), que tendrán la responsabilidad de combinar atractivo, servicios y accesibilidad a lo largo de la ruta.

Entre todos analizarán si conforman una alianza, una asociación, un club de producto, una ONG u otra forma institucional que pueda llevar adelante la iniciativa; lo que se denomina un “ente gestor”.

En el caso de España, se trata de un Club de Producto Turístico, impulsado por la Asociación Española de Ciudades del Vino y los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Un ejemplo en menor escala, pero en consonancia con la proyección de España, es la Ruta del Vino de la D.O. Utiel-Requena, que está gestionada por una Asociación público-privada cuyo objetivo es la promoción económica de la comarca mediante el desarrollo del enoturismo. Para poder formar parte de la Asociación, deben cumplir los criterios de calidad que establece la Asociación Españolas de Ciudades del Vino (ACEVIN) y la Secretaría de Turismo.

UN CONCEPTO:

El producto Ruta del Vino de de España se define como en “la integración bajo un mismo concepto temático de los recursos y servicios turísticos de interés de una zona vitivinícola, planteados desde la autenticidad y la vocación vivencial, con el fin de construir un producto desde la identidad propia del destino, optimizando la comercialización conjunta de la zona, el nivel de satisfacción de la demanda, y el desarrollo socioeconómico integral de la misma”

Las Rutas del Vino se desarrollan en torno a un compuesto de ciudades y territorios del vino, que se proponen trabajar mancomunadamente para el desarrollo estratégico y sostenible del enoturismo en sus territorios. En nuestro país, hay regiones que ya cuentan con sus rutas, y que las gestionan por lo general con la participación de diversos organismos como ministerios, secretarías, asociaciones de Viticultores, cámaras empresariales y otras instancias de articulación público-privada.  

Partimos de la premisa de que se trata de destinos con conectividad suficiente como para generar un flujo de demanda a lo largo del año, tanto con rutas terrestres como aéreas.

Entonces, la Ruta del Vino, puede desarrollarse como un producto turístico basado en una red de cooperación público-privada o partenariado, integrando a cooperativas, bodegas, enotecas, comercios especializados, restaurantes, hoteles, alojamientos rurales, academias, etc.  Todo ello se materializa en un Ente Gestor que puede tomar la forma de consorcio, asociación o corporación, que va a tener a cargo la planificación, el control de la calidad, la implementación de directrices de calidad, la promoción, la gestión y comercialización del producto.

La visión desde la demanda

Una característica es que el turista percibe durante las etapas de su viaje, que se respira cultura como eje temático. Para él, la Ruta del Vino es un destino turístico de calidad, ofrece la posibilidad de sumergirse en la cultura, tradición y costumbres de un territorio vitivinícola. Pasear por un viñedo, visitar una bodega y conocer el proceso de elaboración del vino, alojarse en un entorno rural, tomar un buen vino en una taberna y adquirir productos típicos en una tienda especializada son algunas de las experiencias que una Ruta del Vino brinda al visitante. Todo ello, sin olvidar, la oportunidad de conocer el patrimonio histórico, cultural y natural de esas ciudades. Es la descripción que brinda Acevin, la Asociación Española de Ciudades del Vino. Señala asimismo que técnicamente, la Ruta del Vino es un producto turístico muy completo, que se traduce en una red de cooperación empresarial y de cooperación público-privada que integra tanto a empresas directamente relacionadas con el turismo como a otras cuyos sectores han estado tradicionalmente lejos del turismo.

En Argentina, al igual que en España y otros países que cuentan con Rutas del Vino, las bodegas que pretendan integrar una Ruta, deben cumplir ciertos criterios de calidad y de autorregulación, como las Directrices de Calidad Turística para bodegas, que tienen por objeto mejorar la calidad de las prestaciones de turismo en las bodegas y con ello aumentar la competitividad y fomentar el desarrollo sustentable de los destinos. Estas Directrices proveen un entorno de referencia para la implementación de pautas que se adaptan a múltiples realidades en el ámbito de los servicios turísticos que efectúan las bodegas.

Contemplan de manera integral los siguientes aspectos:

  • el marketing enoturístico,
  • las relaciones entre los actores,
  • la gestión del capital humano,
  • la gestión de la calidad y
  • la adecuación de los espacios de visita y uso para los visitantes.

Importantes bodegas del país encaran con éxito esta herramienta de calidad.

Los insumos de la conformación y gestión de una Ruta del Vino incluyen:

  • Bodegas y viñedos abiertos al público, en condiciones de recibir visitantes. Esto es, accesibilidad, instalaciones con sanitarios, lugar para degustación, personal especializado.
  • Un “sendero” o recorrido a realizar por el turista, que pueda ser realizado en un día, o en varios, con una adecuada señalización, sobre el soporte de un plan de interpretación que transmita los valores y la cultura local.
  • Un plan de capacitación a ser ejecutado por el Ente Gestor en cooperación con universidades e institutos, o mediante una capacitación desarrollada ad-hoc en caso de no poder articular con casas de estudio, pudiendo también desarrollar un programa de capacitación propio, presencial o virtual. Es importante tener una actitud abierta e inclusiva y trabajar con los licenciados, técnicos,  guías y referentes profesionales locales.
  • Empresas de servicios dispuestas a comercializar el tour enológico, tanto agencias de viajes como plataformas virtuales debidamente registradas. Si no hubiera agencias, el Ente Gestor podrá desarrollar una central de reservar autogestionada, o ambas acciones, respetando los precios de venta al público y los principios de una leal competencia.
  • Una política de promoción de la Ruta, tanto del Ente Gestor como de la administración de turismo local , regional y nacional.
  • Una web desde la cual difundir todo lo atinente al aspecto turístico de la Ruta.
  • Una estrategia de difusión y publicidad, acorde con la política de promoción: avisos pagos, presencia en ferias, organización de eventos, presencia e interacción en redes.
  1. Acciones de seguimiento y observatorio de la actividad de la Ruta y de la actividad turística.

Algunas consideraciones sobre las Rutas, de parte de ACEVIN:

  • Se trata de un producto turístico de carácter integral cuya planificación debe englobarse en su totalidad entendiendo que el producto turístico es algo más que solo los recursos turísticos o la oferta de alojamiento integrando otros muchos componentes para los cuales se establecen normas de calidad.
  • El valor enológico y cultural del producto, es decir, sin cultura del vino no hay ruta del vino y sin ruta del vino no hay producto turístico. La viticultura es el eje temático de este producto y el turista debe percibirlo durante todas las etapas de su viaje y en cualquier componente de la cadena de valor turística que constituye la ruta. Esto es que en el destino debe “respirarse” cultura vitivinícola y ésta, a su vez, debe ser el hilo conductor de la oferta.
  • Ruta del Vino requiere una gestión en una doble concepción, tanto territorial o gestión del destino, entendiendo el destino como el soporte del producto y además el recurso a consumir; como sectorial o gestión del producto, entendido como un producto turístico estructurado que se ofrece en el mercado a los consumidores por un precio determinado.
  • El objetivo último del producto turístico es el desarrollo socioeconómico del territorio, es decir, se trata de una estrategia de desarrollo endógeno del territorio a través de la comercialización de un producto turístico que garantice la satisfacción de la demanda turística.

Y SI TENEMOS QUE ASESORAR A UNA BODEGA PARA QUE RECIBA TURISTAS? Veamos.

Un primer paso es una charla con agenda, con los responsables del área en la bodega, o con su dueño si fuera el caso. Deberíamos tener un cuestionario para buscar las respuestas a una serie de interrogantes, imprescindibles para tomar decisiones:

  • ¿El objetivo es recibir visitantes por el día u ofrecer pernoctes ?
  • ¿La bodega tiene capacidad para destinar personal específico para las tareas, más allá de los trabajadores actuales (es decir, emplear a más personal), o capacitará a personal que ya está empleado, para dedicarlo a atender este nicho del negocio?
  • ¿La bodega cuenta con instalaciones (sala de estar o hall para recibir, baños, estacionamiento)  ya adaptadas o deberá acondicionarlas?
  • ¿La intención es contar con un negocio de merchandising, además de vender vinos?
  • Entonces, deberemos contemplar si hará falta mejorar las instalaciones de recepción de visitantes en la bodega, esto es, horarios adaptados, aprendizaje de lenguas extranjeras y personal dedicado a la visita de la bodega con formación específica.
  • Participar en exposiciones, ferias, festividades, eventos,  organizados en la región. O bien, organizar evento, encuentros, y animaciones de forma individual.
  • Incrementar los impactos publicitarios en todos los soportes posibles: prensa, guías, folletos, Internet, etc.
  • Fomentar el asociacionismo empresarial, mediante alianzas o partenariados con los actores del turismo institucional, especialmente Oficinas de Turismo, y actores privados como hoteleros, restauradores de la zona y agencias de viaje.
  • Hacer facilmente localizable la bodega y las actividades de degustación para turistas en los geolocalizadores on line y en las aplicaciones que desarrolle el organismo oficial de turismo.
  • Habrá de tomar la decisión de promocionar y publicitar las actividades enoturísticas de manera conjunta con las de venta de vino, o por separado, en el mismo portal de la bodega, pero siempre de manera coordinada.

ARGENTINA. LAS RUTAS CONSAGRADAS Y LAS QUE SE VIENEN.

CASOS (no es un relevamiento, sino la mención de casos)

Patagonia: Neuquén. Vino y dinosaurios!

Según la página oficial del gobierno de Neuquén, la provincia, junto con Río Negro y sur de La Pampa, constituyen la Región Vitivinícola Sur de la Argentina; esta ruta además, combina los recursos  paleontológicos con los productos del terruño.

La Ruta del Vino de la Patagonia recorre las provincias de Neuquén y Rio Negro; concentrándose principalmente en la localidad de San Patricio del Chañar, a 48 km de la ciudad de Neuquén, ChosMalal  en el Corredor Neuquén Norte y en las ciudades de Cipolleti y General Roca en el alto valle rionegrino

Mendoza, un destino tradicional con drop-on, drop-off

Uno de los productos que ha desarrollado este destino señero, es el del Bus Vitivinícola, que realiza 4 recorridos, con 6 salidas semanales, desde la ciudad de Mendoza a partir de las 07.55 hs; con servicio de guías bilingües (castellano, inglés), especializados en vitivinicultura.
Con la compra del ticket, el turista puede subir y bajar (Hop On& Hop Off), en cualquiera de las bodegas habilitadas por el Municipio. Al ingresar a cada bodega, se abona una entrada, que incluye la visita y degustación.

Mendoza fue elegida por la OMT para desarrollar el prototipo de turismo del vino, junto con otros destinos mundiales.

 Ver http://affiliatemembers.unwto.org/es/content/prototipo-de-turismo-enologico-de-la-omt-joyful-journey

San Juan, 14 bodegas, 8 departamentos, 520 km de ruta.

Esta provincia ha  logrado conformar una ruta diversa donde hay desde bodegas boutique hasta marcas consagradas que cuentan con museo propio, o cavas subterráneas. Segunda provincia en cuanto a producción vinícola, sin dudas ha superado la falta de conectividad y de servicios que antaño limitaban su crecimiento y pleno desarrollo.  http://www.rutadelvinosanjuan.com.ar/  y

http://turismo.sanjuan.gob.ar/#dnxyZWN1cnNvcy8wNzNEMDJCMUNCRTc5OUEyQUZGQjhFQjVCRTExMUQ0Ny5odG1sfGFydExvYWRlZHx8fHw=

Cabe mencionar que en el marco del convenio que creó el Observatorio de Enoturismo (Mintur (hoy Sectur) -UNCuyo), se dictó una capacitación en San Juan. En 2018 se realizó en San Juan, una capacitación para el Desarrollo de Productos Turísticos en Bodegas de la que participaron varias bodegas interesadas en sumarse a la oferta enoturística local, (actualmente son 14 bodegas que reciben turistas en San Juan). Durante tres horas, se trabajó en conocer técnicas para desarrollar distintos productos turísticos con sello sanjuanino. Rodrigo Lemos, coordinador de la Asociación ad Hoc de Turismo en COVIAR manifestó: “…la aspiración es duplicar las bodegas que hoy tienen abiertas sus puertas a los turistas. De las 152 bodegas productoras que hay actualmente en San Juan (el 20% de la producción argentina), sólo 14 establecimientos (un 10%) están abiertos a los visitantes con degustaciones, recorridas, venta de vinos, gastronomía, y casi nada de hotelería. Nuestro objetivo es que se incremente a 30 bodegas”.

José Molina, Director de COVIAR, dijo: “Está disminuyendo el consumo del vino, pero aumentando el turismo del vino. Hay que aprovechar esa paradoja porque mientras el consumo que explica el 80% de las ventas totales, cayó 5,4% en 2017 respecto a 2016; el turismo del vino sube de 1,6 millones de visitantes a 1,8 millones esperados para este año”.

Con estas acciones, la Corporación Vitivinícola Argentina junto a los gobiernos provinciales y el gobierno nacional, trabajan para llevar adelante el Plan Operativo Nacional de Turismo del Vino, coordinado por el Ministerio de Turismo de la la Nación y la Universidad Nacional de Cuyo.

Los nuevos  (y promisorios) actores: Chubut, Tucumán, Jujuy, La Pampa, provincia de Buenos Aires. Ya los hemos mencionado cuando hablamos de las bodegas; en este caso, focalizamos en los anuncios de rutas del vino.

Chubut:

http://www.infobae.com/turismo/2017/03/17/la-ruta-del-vino-en-chubut-un-viaje-para-potenciar-todos-los-sentidos/

Tucumán:

http://www.tucumanturismo.gob.ar/rutas-tematicas/232/ruta-del-vino

https://www.lanacion.com.ar/turismo/la-nueva-ruta-del-vino-esta-en-tucuman-nid2097728

Jujuy:

http://www.vinomanos.com/2018/04/vinos-de-jujuy-quebrada-humahuaca/

 CON SU PRIMERA VENDIMIA DE ALTURA JUJUY AFIANZA SU PRODUCCIÓN VITIVINÍCOLA

http://prensa.jujuy.gob.ar/2017/04/26/con-su-primera-vendimia-de-altura-jujuy-afianza-su-produccion-vitivinicola/

Buenos Aires

http://www.diariobae.com/article/details/133655/vinedos-entre-el-mar-y-la-sierra-la-ruta-del-vino-en-buenos-aires

DESPEDIDA

Estimados alumnos, así llegamos al final de estos apuntes de la Especialización en Enoturismo. Quedamos a disposición para las consultas que surjan. No olviden responder a la encuesta. Les deseamos muchos éxitos en el apasionante mundo del turismo del vino. Hasta pronto !

GLOSARIO

Sinergia: 1) f. fisiol. Participación activa y concertada de varios órganos para realizar una función: la sinergia de los órganos para favorecer la respiración. 2) Unión de varias fuerzas, causas, etc., para lograr una mayor efectividad: la sinergia de nuestras reivindicaciones doblegó a la patronal.

Marketing 360°: Es el agregado de una dimensión a la herramienta de las 4 P: precio, promoción, plaza y producto.  Para la Promoción,  hoy se debe hablar, como mínimo, de publicidad masiva, de acciones promocionales y de estrategias de comunicación digital, que incluyen la publicidad clásica y todo lo que se comunica en las redes sociales.

REFERENCIAS BILIOGRÁFICAS

Cuculiansky, Sabrina. El Vino en Zapatillas. Editorial Albatros. 2018.

Presentacion del Observatorio de Turismo del Vino 2019. Secretaría de Turismo de la Nación, UNCuyo, Bodegas de Argentina, Ente de Turismo de Mendoza.

Plan de marketing para promocionar el turismo del vino en la Argentina 2014-2020. Mintur y Coviar.

DOCUMENTOS COMPLEMENTARIOS Y ENLACES EN LA WEB

TWITTER

@Champagne
@CWorldOfficial
@NapaVintners
@vinexpo
@BourgogneWines
@ArdeRomaJujuy 
@pablop11

IR A SIGUIENTE LECCIÓN

Deja un comentario