MÓDULO 2

Los ámbitos de desempeño de un guía de sitio cultural, según la clasificación del patrimonio turístico cultural: museos, monumentos y manifestaciones culturales históricas, que incluyen entre otros, a los parques temáticos, las obras de arte y técnica, los lugares históricos, las ruinas y sitios arqueológicos. El folklore y sus manifestaciones, las realizaciones técnicas e industriales, científicas y artísticas contemporáneas y los acontecimientos programados.

volver a inicio Módulo 1 Módulo 3

OBJETIVOS

Que el alumno conozca los diferentes ambientes y entornos donde trabajan los guías de sitio, desde un bar notable hasta un cementerio; que adquiera una descripción integral de las características comunes a estos sitios, tales como su encuadre en la normativa y administración y el tipo público que los frecuenta.

INTRODUCCIÓN

Este módulo está dedicado a describir los sitios de turismo cultural, sus particularidades en cuanto a la administración y gestión en lo atinente al público que los visita. Nos detendremos en cada tipo de sitio y en los aspectos comunes que los caracterizan. Todos forman parte de los bienes patrimoniales, culturales o naturales, que son en sí mismos frágiles, únicos y no renovables. Los bienes culturales son los bienes muebles, inmuebles e intangibles que constituyen una base importante de la identidad de las comunidades y que posterior a una responsable y adecuada estrategia para su uso y aprovechamiento se convierten en potenciales fuentes de desarrollo local.
Para la metodología de clasificación de los atractivos turísticos, están los museos y manifestaciones culturales históricas, que incluyen entre otros, a los museos, los monumentos, las obras de arte y técnica, los lugares históricos, los parques temáticos, y las ruinas y sitios arqueológicos. El folklore y sus manifestaciones, las realizaciones técnicas e industriales, científicas y artísticas contemporáneas y los acontecimientos programados son otros grupos que se pueden desagregar en subtipos.
Nuestro guía de sitio recibirá personas o grupos de personas deseosas de conocer un lugar delimitado, específico, que deberá conocer en profundidad para poder transmitir los valores de su patrimonio, un mensaje alusivo, información actualizada, historias sobre el sitio, anécdotas; poder asimismo entablar un diálogo ameno con los visitantes y contribuir a que se lleven el recuerdo de una experiencia positiva y enriquecedora.
Cada uno de esos escenarios presenta desafíos y requerimientos específicos para conducir una visita guiada, que te contaremos en el último módulo. Ahora, veamos las características de estos sitios, comenzando por los Museos.

MUSEOS

Un museo, según el ICOM (Consejo Internacional de Museos), es “una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo.” (Conferencia General de Viena 2007)
La definición de museo ha evolucionado a lo largo del tiempo en función de los cambios de la sociedad. Desde su creación en 1946, el ICOM actualiza esta definición para que corresponda con la realidad de la comunidad museística mundial (Ilam, 2011).
Los museos además pueden realizar otras actividades o cumplir funciones como la investigación, restauración y conservación del patrimonio, comunicación y educación.
La palabra museo deriva del término griego μουσεῖον (mouseion). Era un templo dedicado a las nueve musas (Calíope, Clío, Erato, Euterpe, Melpómene, Polimnia, Talía, Terpsícore y Urania). Allí se guardaban objetos de culto u ofrendas que de vez en cuando se exhibían al público para que pudieran contemplarlos y admirarlos, tales como jarrones, estatuas, pinturas y adornos de bronce, oro y plata, dedicados a los dioses. Había coleccionistas particulares, ya que personas de la aristocracia, coleccionaban objetos que mostraban en sus casas y jardines.
Habría que esperar hasta el Renacimiento para que hubiera museos como los que conocemos actualmente.
El primer mouseion, fundado alrededor del 290 a.C. en Alejandría (Egipto) por Tolomeo I Sóter, era un gran edificio donde se reunían los sabios y eruditos contratados por el Estado. Disponían de un comedor, sala de lectura, claustro, jardín botánico, parque zoológico, observatorio astronómico y biblioteca (la famosa Biblioteca de Alejandría). También albergaba y se usaban para la enseñanza objetos como instrumentos quirúrgicos y astronómicos, pieles de animales, colmillos de elefantes y bustos. El museo y la mayor parte de su biblioteca fueron destruidos hacia el año 270 durante unos enfrentamientos civiles.
En 1977 la ONU declaró el 18 de mayo como Día Internacional de los Museos y tiene como finalidad que estas instituciones realicen actividades culturales diferentes cada año.
¿Cómo se clasifican los museos?
Existen muchos criterios para la clasificación de los museos que pueden tener que ver con la Titularidad (estatales o privados); con el ámbito que abarcan (municipales, provinciales, nacionales) o con el contenido temático de las colecciones (arte, histórico, de ciencia y técnica, etc).

Clasificación de Henri Rivière
1 – Unidisciplinares (museos especializados). Se subdividían en:
o Museos de Arte (de artes plásticas o decorativas, gráficas o aplicadas; de espectáculo, de danza, de literatura, de fotografía y cine, de arquitectura)
o Museos de Ciencias Humanas (de Historia, etnología-antropología y folklore, de pedagogía, de medicina e higiene, del descanso, o de otras ciencias)
o Museos de Ciencias de la Tierra (de física, de química, de ciencias naturales, ecología, de parques naturales)
o Museos ce Ciencias exactas (de astronomía, matemáticas)
Museos de Ciencias Avanzadas (de industria, tecnología, información).
2 – Pluridisciplinares, no especializados o mixtos (los dedicados a varias disciplinas. Se clasifican los objetos según cada disciplina).
3 – Pluridisciplinares especializados (enmarcados en una única disciplina y dentro de ella tratan de un tema o autor) Pueden ser: Monográficos y Biográficos.
4 – Interdisciplinares (varias disciplinas con un hilo conductor común).
En el link http://www.buenosaires.gob.ar/museos encontrarás los 11 museos de la Ciudad, que dependen de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico. En el nivel nacional, el organismo rector es la Dirección Nacional de Museos que depende del Ministerio de Cultura.

MONUMENTOS

Los distintos monumentos y edificios de interés patrimonial, son sitios que en muchos casos, requieren de un guía para recibir visitas y generar actividades que promuevan su valoración.
El patrimonio cultural de la Argentina es tan variado como su patrimonio natural. Desde los primeros testimonios de los habitantes originarios, presentes en los sitios arqueológicos de hace 5000 años, hasta las construcciones de la segunda mitad del siglo XXI, muestran riqueza en todas las regiones del país: casas, corrales, diques, usinas, puentes, fábricas, palacios, teatros y estancias sirvieron para funciones colectivas e individuales, públicas y privadas.
Ejemplo de ellos en la Ciudad de Buenos Aires son entre otros, el Palacio de Aguas Corrientes, el Palacio del Congreso Nacional, los cafés y la Avenida de Mayo, el Palacio Barolo, la Usina del Arte.
El 18 y 19 de marzo de 2017, más de 500 monumentos históricos en todo el país abrieron sus puertas, aunque muchos de ellos no están abiertos al público todo el año. Podés consultar el listado en: https://www.cultura.gob.ar/monumentosargentinos/?pagina=1

CEMENTERIOS HISTÓRICOS

Los cementerios forman parte de la arquitectura funeraria. En la actualidad, si bien hay muchos “jardines de paz” donde solamente vemos lápidas austeras, aún se construyen bóvedas para el descanso eterno de familias enteras. Los ritos en torno a la muerte reflejan a la sociedad, ya que el acto de enterrar, o de no enterrar, nos dirá mucho sobre la cultura de esa sociedad, su época y sus creencias religiosas.
El rito funerario transmite un mensaje tanto a la propia comunidad como a las comunidades vecinas. Las arquitecturas funerarias se convierten así en grandes carteles publicitarios de la sociedad que las genera. Las formas de representar este poder van desde las grandes pirámides que caracterizan el mundo funerario de muchas culturas antiguas, a tumbas más sencillas, aunque con la misma carga simbólica. Estos monumentos pierden con el tiempo la función originaria para la que fueron diseñados. En el caso de las pirámides de Egipto, la civilización que las concibió ya no existe, en su lugar, la sociedad egipcia actual, mayoritariamente musulmana, ha pasado de considerarlas como parte de su identidad como pueblo, a meros generadores de riqueza gracias al turismo. La expectación y el respeto vivido a finales del siglo XIX cuando August Mariette traslada a El Cairo por el Nilo las momias de los faraones procedentes del Valle de los Reyes, ya forma parte del recuerdo. En ese momento, el acontecimiento reunió a la población junto a las orillas del río para dar un último adiós a sus antepasados” (Ruiz Taboada, 2014).
Con el paso del tiempo estos elementos inherentes a cada cultura se convierten en el patrimonio histórico de una época. Vamos a ver ejemplos de arquitectura funeraria del pasado que hoy día son patrimonio de la humanidad,
Por ejemplo, las Pirámides de Egipto, son una muestra de la arquitectura funeraria egipcia: fueron monumentos construidos para el descanso eterno de los Faraones.
Las Catacumbas, en Europa, eran galerías subterráneas usadas como cementerio por los cristianos romanos perseguidos por los paganos.
El Taj Mahal, un bellísimo mausoleo en mármol blanco, fue erigido por orden del Emperador Mughal, en la India, para alojar la tumba de su esposa.
Estos tres monumentos funerarios, hoy son Patrimonio de la Humanidad.
Viajemos a París, Francia: ahí está el famoso cementerio de Père-Lachaise (se pronuncia per leshés) , primer cementerio con tipología de jardín. Père-Lachaise es el lugar de descanso de más de un millón de personas. Ahí hay tumbas tan célebres como las de Jim Morrison, Chopin, Oscar Wilde y Edith Piaf, a cuyo funeral asistieron unas 40 mil personas.
Nuestro cementerio más célebre es el de Recoleta (Junín 1760), porque en él descansan próceres, científicos y presidentes. Pero no es el único: el Gobierno de la Ciudad ofrece visitas al Cementerio de la Chacarita, ubicado en Guzman 680; al Cementerio de Flores, en Varela y Balbastro. En ellos no sólo descansa parte de la historia argentina y porteña: además exhiben bellas muestras del arte funerario.
El cementerio como sitio de la memoria, es una suerte de museo a cielo abierto, que debe ser preservado. En caso de constituir un sitio apreciado por la comunidad local por su carga histórica y cultural, y por los turistas como un lugar digno de conocer, debe contar además con una propuesta de interpretación para que su visita sea una experiencia cultural enriquecedora y una forma de saber más sobre la sociedad a la que pertenece.

RUINAS Y SITIOS ARQUEOLÓGICOS

Los sitios arqueológicos poseen vestigios arqueológicos o históricos y se encuentran dentro de una zona natural, brindando una visión integradora respecto a la relación ser humano – naturaleza. Cuentan con Centros de Interpretación o pequeños museos de sitio para información de los visitantes.
Pueden estar insertos en las ciudades, como en sitios alejados en la montaña. En la ciudad de Buenos Aires, según el inventario oficial de zonas arqueológics, hay muchos sitios (ver listado en el link file:///C:/Users/estud/Downloads/inventario-arqueologia.pdf) registrados, pero no todos están disponibles para ser visitados.
Un buen ejemplo es el grupo de cimientos, que según el sitio oficial de la Ciudad, era el “ El Tercero del Sur”, conocido en tiempos de Juan de Garay como el Zanjón de Granados, un riacho que corría desde la zona de la actual Plaza Constitución hasta el Río de la Plata a través del pasaje San Lorenzo.
En el siglo XX, en la década de los años 1980, el actual propietario del lugar hizo un involuntario hallazgo arqueológico: mientras intentaba recuperar esta casa de estilo italiano en el barrio de San Telmo, cuya fachada y patios datan de la primera mitad del siglo XIX, se encontró con los cimientos de una vivienda del siglo XVIII y objetos de la época colonial, que hoy pueden visitarse (https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/atractivo/zanj%C3%B3n-de-granados).
Otro ejemplo, pero de la provincia de Tucumán, es el Sitio Arqueológico y Museo Ruinas de Quilmes, Juan Bautista Ambrosetti. Ubicada a 15 Km. de Amaicha del Valle, se encuentra a 182 Km. de San Miguel de Tucumán; su altura es de 1.978 mts sobre el nivel del mar. Esta región albergaba a una enorme población indígena, los quilmes, y es considerada el más grande asentamiento humano prehispánico de la Argentina. Sus ruinas, restauradas y acompañadas de un museo, son los recuerdos de esta riquísima cultura, que durante 130 años los diaguitas resistieron allí la ocupación española. Hoy son consideradas uno de los yacimientos arqueológicos más valiosos del país. Y todo lo hecho pretende dar una clara idea de lo que fue la vida de esa gran comunidad. En el museo de las ruinas de quilmes se exhibe material obtenido de las excavaciones. Entre ellos la alfarería, núcleos habitacionales, fortalezas, reductos defensivos, corrales, depósitos con paredes de piedra laja, testimonios del avanzado grado de su cultura.
El caso del Museo Casa Rosada, es especial, porque alberga un sitio arqueológico. El Museo está ubicado en los restos de dos edificios históricos que fueron sometidos a un riguroso proceso de restauración y recuperación patrimonial: la Aduana Taylor, de 1855, y el Fuerte de Buenos Aires del siglo XVIII, en cuyo solar se levanta la Casa Rosada de fines del siglo XIX.
El Museo posee un acervo de varios miles de piezas de carácter histórico y artístico que abarcan desde el período hispánico hasta los presidentes argentinos.
Además, se encuentra en exhibición un mural del artista David Alfaro Siqueiros que es considerado una obra cumbre del arte latinoamericano y que fue recuperado y restaurado para el patrimonio nacional. Fue realizado en 1933 por Siqueiros, junto a los argentinos Spilimbergo, Berni, Castagnino y al uruguayo Lázaro, por encargo de Natalio Botana.
El Museo Casa Rosada puede visitarse los miércoles a domingo y feriados de 10 a 18 horas (el ingreso está habilitado hasta las 17:30 horas).

EVENTOS. MANIFESTACIONES ARTÍSTICAS Y CIENTÍFICAS

Los acontecimientos programados pueden ser fiestas, festivales, exposiciones y muestras artísticas y científicas. En los últimos tiempos se están multiplicando en todo el país las fiestas temáticas, muchas de las cuales son fiestas nacionales o provinciales declaradas tales por ley nacional o provincial. Un guía de sitio puede recibir a los visitantes de la Fiesta Nacional del Sol en San Juan, o del Poncho de Catamarca, tanto durante la Fiesta como fuera de la fecha de celebración, para que conozcan las instalaciones.
En la página web del Ministerio de Turismo de la Nación, hay un extenso Calendario Anual de eventos o acontecimientos programados; muchos de ellos cuentan o podrían contar con Guías de Sitio:
http://www.yvera.gob.ar/eventos/calendario-anual/2018?categorias=8&mes=07 .
Un ejemplo típico de exposición, es la célebre Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, que se afianza año tras año como el evento más representativo y tradicional de nuestro país, conocida como Exposición Rural. En ella, representantes de distintas provincias se reúnen en la Ciudad de Buenos Aires, escenario de la fiesta del campo, en donde se presentan los últimos adelantos del sector. Durante once días, más de 120.000 m2 son destinados para que la Exposición Rural se desarrolle en toda su plenitud.

PARQUES TEMATICOS

El parque temático es un conjunto de atracciones, espacios para el ocio, entretenimiento, educación y cultura, normalmente organizado en torno a un tema concreto que le sirve de inspiración. Es un espacio cerrado, acotado, de carácter permanente donde se controla la entrada de visitantes, a los que se les cobra el derecho de acceso a sus instalaciones.
Ejemplos en el mundo son Walt Disney World en USA, el Parc Astérix en Francia. En España, Port Aventura; en México Xcaret; en Colombia, el Parque de Café.
En la Argentina, son parques temáticos Mundo Marino, la República de los Niños en La Plata, Temaikén en Escobar, o Tierra Santa en la Ciudad de Buenos Aires.
Pueden incluir, además de su tema específico (la recreación histórica o interpretación de un tema especial), shows, comidas típicas y tiendas de recuerdos o souvenirs.

LUGARES DE CULTO

Como sustantivo, ‘culto’ es una forma de mostrar devoción, respeto o veneración hacia alguien o hacia algo que se considera divino. En las religiones, el culto comprende una serie de ritos, manifestaciones y celebraciones religiosas como forma de homenaje a una divinidad, una persona o un objeto con características divina o sagradas (como un santo o una reliquia). Un culto religioso puede incluir oraciones y plegarias, sacrificios como el ayuno. A nivel personal, el culto religioso sirva a una persona para manifestar relacionarse con la deidad. A nivel social, el culto religioso se relaciona con la idea de comunidad y de crear y fortalecer la idea de grupo.
Las Iglesias, Confesiones, Comunidades o Entidades Religiosas presentes en el territorio nacional, reconocidas e inscriptas por el Estado Argentino, tienen sus lugares de oración y reunión, que suelen constituir manifestaciones de arte y diseño muy apreciadas por los creyentes y por el público en general.
La diversidad y la abundancia de cultos es una característica de la Ciudad de Buenos Aires. A las numerosas iglesias católicas, modernas y antiguas, se suman las sinagogas de la comunidad judía, los templos cristianos, las mezquitas y los centros budistas e hinduistas.
Conjuntamente con su importancia espiritual, la multiplicidad de templos conforma el patrimonio cultural de Buenos Aires, y un atractivo turístico tanto para los turistas como para los porteños.
El Turismo religioso es una actividad que moviliza a millones de personas en todo el mundo, y su patrimonio representa una de las principales riquezas de nuestra Ciudad. La diversidad cultural y las numerosas colectividades se reflejan en los distintos cultos religiosos presentes, que son una parte importante de la identidad porteña. En este contexto, las visitas guiadas, aportan al fortalecimiento no solo de los circuitos religiosos, sino sobre todo al conocimiento y valoración de las distintas tradiciones de fe existentes en la Ciudad.
Algunos ejemplos son el Museo de la Catedral Primada, la iglesia Presbiteriana San Andrés, el Templo de la Comunidad “Neve Shalom”, la Iglesia Ortodoxa Rusa, entre otros.

BIBLIOGRAFÍA, DOCUMENTOS COMPLEMENTARIOS Y ENLACES WEB

Norma Iram Sectur 42400. Museo. Sistema de Gestión de la Calidad. http://aplicaciones.iram.org.ar/UserFiles/images/IRAM_SECTUR/normas%20completas/42400.pdf
http://icom.museum/la-vision/definicion-del-museo/L/1/
http://ilam.org/index.php/es/glosario
http://revistas.ucm.es/index.php/CMPL/article/view/45363/42683
https://www.listindiario.com/la-republica/2016/09/24/436479/cementerios-patrimonios-historicos
http://www.ilam.org/index.php/es/museo?ifile:///C:/Users/estud/Downloads/un-mercante-espanol_1.pdfd=1833
file:///C:/Users/estud/Downloads/un-mercante-espanol_1.pdf
https://monumentos.cultura.gob.ar/
https://www.significados.com/culto/
http://www.buenosaires.gob.ar/noticias/lanochedelostemplos

volver a inicio